Publicidad

En el día internacional de las y los porteros recordamos a la mujer que rompió estereotipos

Imagen: Agaxede


En este día conmemorativo de los y las porteras recordaremos a la gallega Irene González Basanta, primera futbolista profesional de España en las década de 1920.


En muchas oportunidades, González jugó en equipos masculinos de delantera como lo fue en el Racing Athletic de aquella época. Tiempo después decidió fundar su propio club de fútbol Irene F.C donde tomó la posición de guardameta.

La obra titulada "Irene y las puertas del fútbol: Historia de una pionera" de Rubén Ventureira Novo y Juan Luis Rodríguez Cudeiro, muestra gran parte de la historia y esencia de la jugadora contada por su sobrina Matilde Regaldíe.

Matilde que quería dar a conocer esta historia dijo a los autores del libro "Escribid una historia bonita. Que todas esas niñas que ahora juegan fútbol sepan lo que pasó".

Data en la memoria de la lejana época y de aquellos clubes que Irene era una mujer valiente, aguerrida y tenía excelentes apariciones en el arco, por consiguiente era muy difícil anotarle a la cancerbera.

Irene murió a la temprana edad de 19 años por tuberculosis, pero dejó un importante legado y es admirada por romper los estereotipos de esos años, en el que varias personas veían ese deporte poco femenino.

"Mamá, futbolista quiero ser, para jugar como Irene, que juega muy bien. Mamá cuando sea mayor ganaré mucho dinero jugando al fútbol"; cántico de las niñas españolas aún así después de su muerte.

No hay comentarios

Imágenes del tema: merrymoonmary. Con la tecnología de Blogger.