Publicidad

¡La tercera es la vencida!

Foto: Twitter LFF Panamá


Escrito por: Luis Alejo Arauz desde Panamá

El Torneo Apertura de la Liga Femenina de Fútbol en Panamá llegó a su fin tras un torneo con muchas sorpresas y una final inédita que enfrentó a Tauro FC y CD Plaza Amador, en el denominado “Clásico Nacional”. Las taurinas llegaban a su tercera final consecutiva, habiendo perdido las dos últimas ante CD Universitario y Atlético Nacional respectivamente. Por su parte, Plaza Amador disputaría pour primera vez el partido decisivo, convirtiéndose en apenas el cuarto equipo en la era LFF que llega a la final. 


Dicho partido arrancó de la manera que todos esperabamos: Con Tauro FC atacando más y Plaza Amador defendiendo sólidamente. Las constantes combinaciones entre Laurie Batista y Kelly Quinceno con Amarelis de Mera y Lineth Cedeño no paraban de crear peligro en el arco placino, defendido por la experimentada Lineth Benis. Por parte de las “leonas”, Maria Guevara y Yanixa Batista intentaron generar ocasiones pero la sólida defensa rival y la seguridad de Yenith Bailey evitaron que lograran abrir el marcador. 


El único gol de la final llegó iniciando el segundo tiempo, tras un error de Wendy Natis que la veterana Amarelis de Mera definió de forma sutil para llegar a su 6to gol de la campaña y empatar a Ericka Araúz (Atlético Chiriqui) como goleadora del torneo. Cabe resaltar que, a pesar del error, la defensora Wendy Natis tuvo un partido resaltable, cortando varias jugadas de peligro taurino. 


Transcurrían los minutos, caía la lluvia y las jugadoras de Plaza Amador se quedaban sin piernas. Los últimos momentos del encuentro fueron casi de trámite para Tauro que no sufrió mucho en el partido, haciendo del marcador algo injusto para cómo se desarrolló el mismo. Destacar también la labor de Deysiré Salazar, que tuvo un torneo sublime en el mediocampo y se terminó de consolidar en la gran final. 


Llegaba el pitazo final y la alegría no faltó en el Estadio Maracaná. Jugadoras que tras perder dos finales, finalmente conseguían el objetivo. El fútbol les dio revancha, como siempre lo hace. Tauro FC se convirtió en apenas el tercer equipo campeón en la era LFF, siendo un premio apenas justo para el gran sacrificio de las jugadoras, cuerpo técnico y directiva. ¡Felicidades a las taurinas y a su afición por el gran torneo de Fútbol Femenino!


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.