Publicidad

Costa Rica logra lavarse la cara y supera 3-2 a Panamá

    Fotografía: Brendy Núñez 

El Estadio Nacional nuevamente recibía a la Selección Nacional Femenina, para disputar el segundo partido amistoso frente a Panamá, esto previo al inicio de la eliminatoria y en donde las ticas buscaban además la revancha luego de la derrota del sábado en el último suspiro.

El gol para las nuestras llegaría muy temprano en el partido, cuando a los 7 minutos, por medio de un tiro de esquina de Katherine Alvarado, quien jugó de memoria y busco a su compañera de mil batallas, Carolina Venegas, y logró escaparse de su marcadora, adelantarse a sus rivales, saltar completamente sola, cabecear de manera perfecta y conseguir la primera anotación para las nacionales.

Fotografía: Brendy Núñez

Luego de la anotación, Costa Rica no se conformaba, quería más, sabía de la presión que este partido significaba para el conjunto y el cuerpo técnico y buscaba enviar un golpe de autoridad a las canaleras. Sin embargo, las panameñas también querían confirmar su buen momento y por poco consiguen el empate, cuando su capitana, Natalia Mills, sorprendió a todas y sacó un remate desde larga distancia que rozaba el vertical de Solera.

Costa Rica tendría la respuesta casi que de inmediato, cuando Lixy Rodríguez a los 19 minutos, se sumaba a la ofensiva y luego de un centro cruzado, con un desvío de Shirley incluido, no lo pensaba dos veces y de seguido, de media volea, remató como lo sabe hacer, vulneraba el marco de Farissa Córdoba y de esta manera poner el segundo de la noche para las ticas.

Tras la segunda anotación en contra, el señor Ignacio Quintana no estaba conforme con el desarrollo del juego y buscaba mover el banquillo, cuando llamaba a la defensa María Murillo, jugadora de Desamparados, equipo de la Segunda División de nuestro país, mientras que Yurieth González era quien abandonaba.

Costa Rica rozó el tercer gol cuando a los 36 minutos, Raquel Rodríguez deleitó con su magia a propios y extraños, en una jugada individual, enfrentó la marca de Yerenis de León y Katherine Castillo, logró dejarlas atrás con mucha categoría y cuando se enfrentaba a Córdoba, no logró darle dirección al disparo y se perdía así un verdadero golazo.

 

Fotografía: Brendy Núñez

Para el segundo tiempo Panamá buscó adelantar filas, presionar la salida de las nacionales, no permitir que Costa Rica realizara su juego y que el partido no se les escapara de las manos. Los cambios de Ignacio Quintana se empezaron a sentir, pero la línea defensiva y la guardameta, Daniela Solera, se mostraban sólidas en las llegadas de las canaleras.

Cuando mejor jugaba Panamá, las nacionales lograron organizar un contragolpe extraordinario, en el que la lateral Gabriela Guillen logró adueñarse por completo de la banda derecha, subir hasta el borde del área rival, sacar un centro magistral que terminó encontrando la cabeza de Raquel Rodríguez y en 66 minutos, Costa Rica conseguía el 3-0 en el marcador.

Ya cerca del final, precisamente a los 87 minutos, Panamá encontró el gol, cuando Marta Cox se salió del libreto del partido, dirigió una salida cerca desde su propia área, con velocidad dejó atrás a sus marcadoras, se dirigió hacia la media cancha, alzó la mirada, recorrió unos metros más con el balón, cuando de repente sacó un potentísimo remate, que sorprendía a Solera salida del área y de esta manera conseguía una anotación magistral.

 Al 90+2, cuando parecía acabado el partido, Panamá logró vulnerar el marco de Solera nuevamente, esta vez por medio de la defensora Katherine Castillo, quien aprovechó el subidón de energía y confianza luego del descuento y conseguía el 3-2 en un partido en el que Costa Rica terminó sembrando dudas, después de haber sido ampliamente superior.

Costa Rica finaliza los juegos preparativos previo a la eliminatoria con una derrota y una victoria, pero  en medio de muchas críticas y con mucho trabajo que mejorar, para poder competir y buscar un pase al próximo Mundial Femenino.

 


No hay comentarios

Imágenes del tema: merrymoonmary. Con la tecnología de Blogger.