Publicidad

Alajuelense consigue el bicampeonato y se proclama campeón invicto

Foto: Brendy Núñez

Alajuelense recibió este sábado a  Saprissa FF en la vuelta de la Gran Final de la Primera División Femenina; juego en el que  las manudas se coronaron bicampeonas con una victoria de 3-1 y un global de 5-2.

Aunque el juego estaba pactado para iniciar a las 7:00 de la noche, el espectáculo fue comenzando desde pasadas 4:00 de la tarde, cuando la afición manuda se hizo presente a las afueras del Estadio Alejandro Morera Soto para realizar el reconocido Banderazo para alentar a su equipo.

Luego de la fiesta manuda previa comenzaron los actos deportivos a ponerse en acción y justo a la hora pactada se dio el pitazo inicial del último juego de la temporada, en el que las emociones debían ser el plato principal.

El conjunto  morado generó algunas llegadas de peligro, sin embargo no lograron abrir el marcador para igualar las cuentas del marcador global.

Hasta que al minuto 38 una jugada colectiva en la que Viviana Chinchilla parecía encarar a marco, alzó la mirada, observó a Mills por la izquierda sola, la panameña adelantó el balón un par de metro para ponerla casi en el punto penal en donde María Paula Salas quedaba sola frente al marco y solo tuvo que definir el primero del juego.

Las manudas se fueron al descanso con una victoria parcial y con unos últimos minutos de bajas revoluciones y pocas llegadas por parte de ambos equipos.

Al 51 las manudas aumentaron la cuenta con la misma fórmula y mismas protagonistas de la primera anotación, pero esta vez fue un pase filtrado perfecto que encontró Mills que se le había escapado a la defensiva; al igual que en el primer gol la panameña fue más que generosa, volvió a alzar la mirada y nuevamente Salas con completa libertad dentro del área y con mucha tranquilidad logró definir el segundo de la noche.

El descuento morado llegó al minuto 62, cuando una falta en el área a Carolina Venegas obligó a una pena máxima que no perdonó Katherine Alvarado. Sin embargo, tres minutos más tarde la autora del gol salió expulsada por doble tarjeta amarilla.

Para el minuto 69, Kenya Rangel puso un pase muy colocado a su compañera que ya tenía la corona de goleadora de la noche, María Paula Salas que estaba muy colocada solo recibió el balón frente al marco y anotó el tercero rojinegro.

Por el resto del juego fueron las manudas quienes lograron manejar mejor el juego, la jugadora menos y los goles por debajo también ayudaron a que las moradas comenzaran a tener desconcentraciones y no les fue posible revertir las acciones o buscar el alargue.

Con tres minutos de reposición, las manudas se coronaron bicampeonas por primera vez en su historia y campeonas invictas por primera vez en la historia del Futbol Femenino Nacional.  

No hay comentarios

Imágenes del tema: merrymoonmary. Con la tecnología de Blogger.